De las cualidades a las magnitudes. Sobre cómo la filosofía natural se transformó en ciencia

Dr. Godfrey Guillaumin

Departamento de Filosofía

Universidad Autónoma Metropolitana-Iztapalapa

Presentación

La medición forma parte fundamental del conocimiento científico, sin embargo, su desarrollo histórico y su rol epistemológico en la ciencia moderna ha sido poco estudiado. Durante la primera mitad del siglo XVII, diferentes áreas de investigación realizaron por primera vez mediciones precisas y sorprendentes de una variedad de fenómenos diferentes: Tycho Brahe logró medir la posición de la super nova de 1572 y la trayectoria del cometa de 1577; Johannes Kepler estableció determinó las órbitas elípticas de los planetas mediante mediciones precisas de las posiciones de Marte; Galileo realizó diferentes experimentos con el plano inclinado para medir la aceleración de los cuerpos en caída libre; Pascal midió la presión atmosférica; Roemer logró medir, hacia 1676, la velocidad de la luz gracias al telescopio con micrómetro y el reloj de péndulo que Huygens había desarrollado. La lista es grande de todos los experimentos que se realizaron hacia la primera mitad del siglo XVII y que tenían como principal objetivo establecer alguna medición. En la ciencia antigua, con excepción de la astronomía, la geografía, la mecánica y la música, no hubo tal desarrollo masivo, sistemático y amplio de mediciones. El objetivo de la presente investigación es dilucidar los diferentes aspectos y problemas epistemológicos, cognitivos y metodológicos que presentó la medición en el surgimiento de la ciencia moderna.